¿Cómo evaluar una idea para emprender?

¿Cuántas veces has pensado en una idea creativa y original con la que lanzar tu propia startup? Antes de emprender es importante someter a tu producto a un test para asegurarte de que será un buen negocio. No solo basta con un gran diseño. Desde el artículo de Carmen Gilgas publicado en  Webonomia nos presentan un test del emprendedor con varias preguntas que nos revelarán si tu idea es viable o no.

  • ¿Tiene un precio asequible? Especialmente en la actualidad, el precio es un factor decisivo, pero hay tratar de encontrar la cifra justa que nos permita recuperar la inversión cuanto antes.
  • ¿Necesita mantenimiento post-venta? Si tu producto requiere un gran esfuerzo para mantenerlo, perderás clientes.
  • ¿Su vida es larga? Además de muchos compradores iniciales, necesitaríamos que las ventas se mantengan.
  • ¿Es sencillo de fabricar? Optimizar y buscar alternativas a lo difícil y caro,
  • ¿Es fácil de usar? Cuanto menor sea el proceso de aprendizaje más fácil es llegar al usuario.
  • ¿Es seguro? Nada de peligros y cumple con las normativas existentes.
  • ¿Se elimina fácilmente? Si es contaminante tendrás detractores y si se elimina difícilmente los usuarios pueden cansarse del producto.

Desde webonomia aconsejan los siguientes extras que pueden ayudar a la venta del producto: buen diseño, superioridad respecto a la competencia, distribución fácil y original e innovación.

En definitiva, la creatividad en el emprendimiento es fundamental si bien luego entran en juego muchos condicionantes a la postre definitivos. Si se enciende la inspiración, apunta tus ideas y después somételas a este examen antes de invertir en ellas.

 

Cómo nace una empresa grande

Todas las grandes empresas fueron pequeñas alguna vez. Los comienzos siempre son duros, pero la experiencia de gigantes multinacionales nos demuestran cuánto puede evolucionar un negocio y que con buenas ideas y lucha se llega al éxito. Mc Donalds era una barbacoa de carretera y Coca-Cola comenzó como un tónico estomacal que únicamente se vendía en una farmacia de Atlanta. Sorprendente, ¿verdad? Read More

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.+ Información

ACEPTAR
Aviso de cookies