autonomos-productividad-asesoria

Autónomos: 5 formas de ser más productivo en el trabajo

En muchas ocasiones, en nuestro día a día como trabajadores autónomos, pensamos que no hay suficientes horas para cumplir con los objetivos marcados. Como resultado, nos sentimos constantemente improductivos. ¿Cuál es la solución? ¿Trabajar más horas? A continuación, repasamos 5 tips para aumentar nuestra productividad.

 

1. Priorizar

 
Comenzamos el día y tenemos la agenda con millones de tareas. Tantos objetivos por cumplir en el mismo día que podemos sentirnos desbordados.

La sensación de saturación provoca una bajada en la productividad. Sin embargo, si nos concentramos en las 3 tareas más urgentes y damos diferentes niveles de urgencia a cada tarea, lograremos cumplir con los objetivos más críticos.
 

2. Medir los resultados y no el tiempo

 
Un error muy frecuentes es medir nuestra productividad según las horas que nos llevó una tarea en lugar de fijarnos en los resultados conseguidos.

La presión por estar “sentados” en nuestro puesto de trabajo hasta determinada hora contradice algunos principios básicos de la creatividad: cuando el cerebro está cansado no trabaja bien. Cuando nos sentimos obligados a trabajar por encima de nuestras posibilidades, asociamos la tarea con algo negativo. Ese clima negativo es perjudicial para alcanzar resultados.
 

3. Actitud positiva

 
Cuando tenemos una actitud optimista, somos más eficaces en el trabajo. Ser proactivo e implicarse en el trabajo, nos convierte en profesionales responsables y con más capacidad a la hora de tomar decisiones.

Esta aptitud no es fácil de encontrar. Por ello, demostrar esa proactvidad nos transforma en profesionales más productivos e imprescindibles.
 

4. Comunica

 
Tanto trabajando como empleado como siendo emprendedor o freelance, nos encontraremos inmersos en numerosos proyectos en los que trabajaremos codo con codo con otros profesionales.

Aquí es donde la capacidad para comunicarse con los demás se convierte en una habilidad indispensable. Escuchar con atención nos ahorrará multitud de errores y horas perdidas por malentendidos.
 

5. Establecer una rutina de trabajo

 
Nos encantan las rutinas. Nuestro cerebro necesita hábitos para tener todo bajo control y optimizar esfuerzos. Trabajamos más rápido cuando no pensamos en la propia tarea o prepararla.

Por ello, es recomendable organizar las tareas en un calendario que nos permita estructurar nuestra jornada laboral. Además, así priorizamos los trabajos y abordamos antes las acciones más críticas.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.+ Información

ACEPTAR
Aviso de cookies